Los intervalos simples son los que no exceden la octava, y los compuestos, los que la superan.

 
Intervalos melódicos y compuestos

Para la denominación de los intervalos que exceden la octava, usamos el mismo sistema que para los demás. Novenas, décimas, oncenas, docenas y trecenas son algunos de ellos. La clasificación de cada uno no se lleva mucho a la práctica, pero puede calcularse rápidamente bajando la octava de la segunda nota, hasta convertirlo en un intervalo simple, y saber si es mayor, menor o justo. Las novenas, oncenas y trecenas, por ejemplo, van a estudiarse más como tensiones (ver NIVEL X) de diferentes tipos de acordes, que como intervalos compuestos.

en fakiro.com
Música http://musica.fakiro.comshapeimage_3_link_0