Como ya vimos en dominantes secundarios y en sustitutos tritonales, ambos son acordes de estructura dominante, que impulsan a la llegada de grados diatónicos secundarios del campo armónico, generando más interés y atracción armónica.

Podemos ampliar el concepto, agregándole un acorde dominante a cualquier otro, aunque no sea grado diatónico del campo armónico. A estos acordes se los llama DOMINANTES POR EXTENSIÓN y SUSTITUTOS TRITONALES POR EXTENSIÓN, y son los que enriquecen la llegada a dominantes secundarios, sustitutos tritonales y IIm7 relativos, entre otros. Ningún dominante o sustituto tritonal por extensión lleva análisis (números romanos). Si seguimos el sistema sugerido de las flechas, sólo se los marca según la resolución que tengan, una quinta justa abajo o medio tono abajo.

 
Dominantes y sustitutos tritonales por extensión

El agregado de diferentes tipos de dominantes a cualquier acorde nos abre muchas combinaciones armónicas, y posibilidades de crear tensiones o sorpresas que van enriqueciendo los temas.


También nos plantea el armado de una base armónica pensada muy matemáticamente. Esto es: coloco primero los grados del campo armónico y le voy anteponiendo acordes para crear diferentes movimientos cadenciales. Pueden ser dominantes secundarios, sustitutos tritonales o IIm7 relativos, según vimos hasta ahora. Es como si pensáramos hacia atrás de un acorde determinado, y le agregáramos estos adicionales para crear sorpresa.


Pero la construcción de la música no siempre es pensada o calculada desde lo analítico. Puede ser más intuitiva también, lo cual produce en algunos casos análisis armónicos que quedan incompletos porque no se pueden justificar las armonías. Cuando analizamos un tema popular, por ejemplo, no podemos saber si el compositor agregó un dominante secundario para crear más atracción hacia un grado u otro, porque le quedaba bien a la melodía, o porque simplemente le gustó cómo sonaba. Cualquier método es válido. A pesar de que la música tiene mucho de matemática, se puede romper con cualquier regla y "dejarse llevar" por lo que la inspiración o el estado anímico nos dicte.


Creo en la simplicidad y en la elaboración al mismo tiempo, pero también creo que no siempre los grandes temas están compuestos sobre bases complicadas.

en fakiro.com
Música http://musica.fakiro.comshapeimage_3_link_0