CIFRADO: Los cifrados son sistemas para codificar los acordes, sus características y sus relaciones. Entre los sistemas más conocidos figuran el cifrado de grados , el cifrado americano y el cifrado latino. Otros posibles son el cifrado barroco, con números árabes que indican la interválica a contar desde el bajo (ver partituras de Bach, Corelli, Vivaldi, etc.) y el cifrado funcional que utiliza letras (T, S, D,…) para indicar las funciones de los acordes (ver de la Motte, “Armonía”).



CIFRADO AMERICANO: Sistema de cifrado habitual en la música de jazz y en músicas comerciales, basado en emplear 7 letras mayúsculas, desde la A a la G, que coinciden con el nombre de las notas en el sistema anglosajón. Cada una de ellas indica un acorde mayor.

 

Para indicar que la nota sobre la que se construye el acorde es sostenido o bemol se añaden estos signos (“#” o “b”) a la letra mayúscula correspondiente. Ej.: C# = Do #. (ver nota en alteración).

    ■ El cifrado americano siempre se coloca sobre el pentagrama de la melodía.

    ■ El cifrado es independiente de la armadura y de las alteraciones de la melodía. Es decir, que las alteraciones propias de la tonalidad y las de la melodía no afectan para nada a las letras escritas para el cifrado.

    ■ Cifrados más comunes.

        • m o min, va unido a una letra mayúscula y significa acorde menor

        • +, va unido a una letra mayúscula y significa acorde aumentado

        • º, va unido a una letra mayúscula y significa acorde disminuido, a veces 5ª disminuida e incluso acorde de SÉPTIMA DISMINUIDA.

        • M7 o Maj7,indica una 7ª mayor añadida.

        • sus 4 indica una 4ª en vez de una 3ª.

        • 7 significa una 7ª menor añadida.

        • 9 significa 7ª menor y 9ª mayor añadidas.

        • Las alteraciones delante de los números arábigos modifican estas reglas.

        • Todos los acordes se sobreentienden en estado fundamental, es decir, con la fundamental del acorde en la nota más grave,        

                mientras no se indique lo contrario.

        • Una letra después de una barra inclinada (ej. C/E) indica que esa nota es el bajo.


Ejemplos con la letra C:

CIFRADO DE GRADOS: Tipo de cifrado que utiliza los números romanos para indicar el grado analizado, números arábigos para indicar el estado (fundamental o invertido) en que se encuentra cada grado y algunos signos adicionales para determinados acordes específicos. Naturalmente, existen diferentes variedades de este tipo de cifrado. Nosotros explicamos aquí el utilizado en todas las publicaciones del IEM:

    • Números romanos: I, II, III, IV, V, VI, VII

    • Números árabes: 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

    • Signos: #, b, +, m, M, º


Los números (romanos y árabes) pueden estar entre PARÉNTESIS o TACHADOS.

También es posible que un número romano lleve un cerito o un signo + como superíndice, que le anteceda un b o un #, o que se encuentre dentro de un círculo.

Una alteración entre paréntesis indica su caracter opcional.

CIFRADO LATINO: Es una variante del cifrado americano que indica los acorde con los nombres de notas del solfeo.

Cifrado americano:     A       B     C     D     E     F     G

Cifrado latino:             La     Si     Do   Re  Mi    Fa   Sol

El resto de números y letras es equivalente al cifrado americano. Ej: Si7 = B7; Lam9 = Am9



CÍRCULO: Dado que el sistema de cifrado de grados que utilizamos se basa en los acordes diatónicos con respecto a una tonalidad o modo, es necesario indicar al principio de la estructura armónica el modo mayor o menor de las obras del sistema tonal colocando una “M” o una “m” dentro de un círculo. Análogamente, puede indicarse también la escala modal en contextos modales.

En el transcurso de la obra, un número romano dentro de un círculo indica una regionalización. El número romano, en ese caso, establece la relación del nuevo centro tonal con la tonalidad de la obra.


                                   

Cifrado
en fakiro.com
Música http://musica.fakiro.comshapeimage_3_link_0